Como Calmar el Dolor de Rodillas

Cuando vamos teniendo una edad o cuando echamos unos kilitos de más es bastante habitual que nuestras articulaciones nos hagan llamadas de atención. El dolor articular en las rodillas es uno de los más comunes.


Seguro que alguna vez has estado realizando actividades tan sencillas como sacar al perro o subir unas escaleras y, de pronto, has sentido un chasquido en la rodilla que te ha obligado a detenerte y a agacharte para masajear la zona dolorida, mientras intentas no soltar un exabrupto por el dolor.

El dolor de rodillas es muy molesto y en momentos puntuales puede hacernos ver las estrellas. Si nos gusta hacer ejercicio, nos impide practicar algunos deportes, aunque siempre podemos encontrar alguna disciplina que no sea agresiva con las rodillas.

Veamos cuáles son los síntomas, las causas y los tratamientos más adecuados para prevenir y aliviar este molesto dolor articular.

Qué causa dolor en las rodillas

Si durante tu vida cotidiana sientes alguno de los siguientes síntomas, es posible que sufras una lesión de rodilla, por lo que es conveniente que consultes con tu médico de cabecera:

  • Rigidez e inflamación.
  • Enrojecimiento.
  • Inestabilidad o debilidad.
  • Crujidos o chasquidos en las rodillas.
  • Imposibilidad de enderezar las rodillas por completo.

Los principales factores de riesgo para sufrir dolor de rodillas son el sobrepeso, la falta de fuerza muscular o flexibilidad, la práctica de deportes muy exigentes con estas articulaciones y la existencia de lesiones previas en la zona.

El dolor de rodillas puede deberse a problemas mecánicos, lesiones o algunas clases de artritis, entre otros problemas.

  • Problemas mecánicos: algunos muy comunes son el cuerpo suelto, el síndrome de la banda iliotibial, la dislocación de rótula y los dolores de pie o de cadera.
  • Lesiones de rodilla: pueden afectar a los tendones o los ligamentos que rodean las articulaciones de las rodillas, así como a los propios cartílagos y huesos que las conforman. Entre las más frecuentes destacan las del ligamento cruzado anterior, fracturas, desgarros de menisco, bursitis y tendinitis rotulianas.
  • Artritis: existen más de 100 diferentes tipos de artritis. Los que más afectan a las rodillas son la artrosis, la artritis reumatoide, la gota y la artritis séptica.

Tratamientos para el dolor de rodillas

Los tratamientos para el dolor de rodillas dependerán en gran medida del tipo y la gravedad de la lesión. Volvemos a insistir en la conveniencia de acudir al médico cuando se presenten síntomas persistentes.

El gran problema de una lesión de rodilla es que no solo afecta a esa articulación, sino que repercute en todo nuestro cuerpo al obligarnos a caminar de forma inadecuada, descolocándolo y pudiendo afectar a otras articulaciones y músculos.

Ejercicio Terapéutico

La fisioterapia es fundamental en el tratamiento de las lesiones de rodillas, se haya realizado una cirugía previa o no. Procura encontrar siempre un profesional de confianza, ya sea por haberte tratado con anterioridad con buenos resultados o por tener buenas referencias.

La electro estimulación, la cinesiterapia activa y pasiva, y los masajes son técnicas que se llevan a cabo para recuperar la fuerza y la movilidad de las articulaciones durante periodos que pueden ir de semanas a meses según las características de cada paciente y del tipo de lesión.

Actividad controlada

El ejercicio y la práctica deportiva son actividades muy beneficiosas para la salud, pero cuando se sufren problemas de rodilla es necesario realizarlas de una forma controlada. Deportes como el fútbol, el voleibol o en running, entre muchos otros, son muy agresivos para las rodillas.

Sin embargo, unas rodillas delicadas o una lesión de rodilla no implican abandonar la práctica deportiva. Algunos ejercicios muy adecuados para quien sufre de este tipo de dolencias son la natación, el yoga, el Pilates, la elíptica, el ciclismo y caminar (siempre con un calzado adecuado).

Calzado adecuado

Tanto para caminar como para correr es necesario utilizar un calzado adecuado, se sufra o no de lesiones de rodilla, aunque aún más en este último caso. Unas buenas zapatillas deportivas son la mejor forma de prevenir posibles problemas posteriores en las articulaciones de las piernas.

El calzado que utilices debe tener una buena amortiguación y transpiración. Unas buenas zapatillas deportivas no deben considerarse un gasto, sino una inversión en tu propia salud.

Antiinflamatorios Naturales

Los antiinflamatorios naturales están expresamente elaborados para prevenir y tratar cualquier tipo de dolor articular y muscular, ya sean crónicos o esporádicos. Activan la circulación sanguínea y alivian la pesadez de las piernas.

gel-sindolor-articulaciones

En Tienda Gel SinDolor puedes encontrar los mejores antiinflamatorios naturales, como:

Gel SinDolor en Roll-On, con ingredientes como el aloe vera y el árnica

Gel SinDolor Sport Forte, con un efecto frío / calor perfecto para deportistas

Gel para piernas cansadas PIESAN, con un potente efecto analgésico y refrescante

Una práctica deportiva controlada y con un calzado adecuado, además de una dieta que evite el sobrepeso, son algunas de las mejores formas de prevenir el dolor de las articulaciones de nuestras piernas. Sin embargo, una vez se sufras una lesión de rodilla, la fisioterapia y la aplicación de geles antiinflamatorios naturales serán los mejores tratamientos para combatir el dolor.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado