Cómo Prevenir los Calambres en las Piernas

Todos hemos sufrido un calambre muscular en alguna ocasión, y es una visita a la que no tenemos ningún aprecio. Y no es de extrañar. No hay postura o actividad que no sea susceptible de verse afectada por este repentino y agudo dolor que, no pocas veces, hasta nos hace gritar por su intensidad. En la cama, caminando, sentado, nadando, corriendo..., nunca sabes cuándo te va a dar un calambre.


Aunque es posible sufrir un calambre muscular en cualquier parte del cuerpo, los más habituales suelen darse en las piernas. Además del dolor, que a veces es insoportable, también pueden provocar bultos bajo la piel, las conocidas como rampas en las piernas.

Si bien nadie está libre de sufrir calambres musculares, existen ciertos factores que aumentan el riesgo de padecerlos, como son la edad, la deshidratación, los embarazos o sufrir algún tipo de afección como diabetes o trastornos hepáticos y nerviosos.

Qué puede causar calambres en las piernas

Aunque muchas veces no se sabe cuáles son las causas últimas de un calambre muscular, se sabe que pueden tener relación con una disfunción de los nervios periféricos y con un agotamiento de los músculos.

Los calambres musculares, aunque dolorosos, no revisten ningún tipo de peligro para tu salud. Sin embargo, en ocasiones pueden ser síntomas de alguna dolencia, por lo que es conveniente que consultes a tu médico si los experimentas con cierta regularidad.

Por último, recuerda que una mala alimentación también te puede hacer propenso a padecer calambres. Una ausencia de nutrientes como el calcio, el potasio o el magnesio en tu dieta puede favorecer su aparición (algunos medicamentos diuréticos también pueden provocar una pérdida de estos minerales).

Qué hacer para quitar los calambres en las piernas

Las pantorrillas y los pies son habitualmente, las partes más afectadas de las piernas cuando se sufre un calambre muscular. Si sufres uno, lo mejor es que hagas un sencillo estiramiento para aliviar el dolor: recuéstate o siéntate y flexiona los dedos de la pierna afectada hacia arriba, masajeando suavemente la parte dolorida.


quitar-calambres-piernas


Los calambres nocturnos están entre los más comunes, especialmente a partir de los 50 años. Si eres persona propensa a padecer este tipo de pinchazos mientras duermes, puedes realizar estos estiramientos antes de acostarte. No te llevarán más de unos pocos minutos y te evitarán muchas noches de insomnio.

Cómo prevenir los calambres

Practicar deportes o cualquier clase de ejercicios siempre es saludable. Sin embargo, debes hacerlo de un modo moderado, sin pasarte de frenada, especialmente si estás empezando o llevas mucho tiempo sin hacerlo. Y siempre debes hacer estiramientos, de calentamiento antes de la sesión y de enfriamiento una vez hayas concluido. Esta es la mejor forma de evitar calambres musculares y lesiones de todo tipo.

Ayúdate de un Gel Muscular para aplicar en la zona antes y después de realizar deporte o antes de irte a dormir para relajar la musculatura.

Gel-muscular-piernas

La hidratación es fundamental en cualquier situación, más si estás realizando esfuerzos físicos o el calor aprieta y te hace sudar. Procura beber entre 2 y 3 litros de agua al día. No solo evitarás los calambres musculares, también mejorará el funcionamiento de tu organismo y te ayudará a mantener la línea.

El calzado y la ropa también juegan un importante papel en la prevención de los calambres musculares. Prioriza la comodidad sobre la moda, utiliza un calzado cómodo y unas prendas de vestir que no te compriman las piernas ni entorpezcan la circulación sanguínea.

No te vamos a engañar, incluso siguiendo estos consejos es probable que vuelvas a sufrir algún calambre muscular a lo largo de tu vida, pero puedes tener la seguridad de que, si no los sigues, serán más numerosos y dolorosos.


No se encontraron resultados.


Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
¡Hola! ‍
¿Necesitas ayuda?