Cómo Aliviar el Dolor de Espalda

El dolor en la curva de la espalda es una de las dolencias que más personas padecen y que puede surgir a cualquier edad. Es un dolor agudo y muy persistente que, pese a que es bastante común y generalizado, no debemos resignarnos a sufrirlo ya que puede afectarnos seriamente a nuestra calidad de vida y a las actividades cotidianas que solemos realizar.


Por qué duele la espalda

No hay una única respuesta a esta cuestión, ya que las causas que provocan las molestias en la espalda pueden ser múltiples, pero sí es cierto que algunas de las más frecuentes son:

  • La artrosis lumbar, un tipo de inflamación de las articulaciones de los huesos que se manifiesta con rigidez de a columna, especialmente al inicio del día y cuando hacemos esfuerzos que sobrecargan la zona.
  • El aumento de peso, principalmente cuando hablamos de un aumento considerable, es decir, de sobrepeso, ya que la columna vertebral tiene que soportar mayor carga y se resiente por ello.
  • Presentar alguna anomalía en la espalda, como por ejemplo la escoliosis, y sufrir enfermedades que afecten directamente a la columna vertebral, como padecer fibromialgia o ciática.
  • Las malas posturas cuando se empujan, levantan o se cargan objetos de forma incorrecta, adoptando una posición que provoque alguna inflamación muscular, y además hacerlo en frío, sin preparar los músculos y articulaciones.
  • El sedentarismo y las profesiones que impliquen estar muchas horas seguidas sentados, como les ocurre a quienes trabajan en una oficina o los que se dedican a prestar un servicio de transporte como un conductor de autobús, de taxi, etcétera.
  • Las lesiones musculares o en los ligamentos de la espalda como un esguince lumbar, una distensión o una fractura en la columna vertebral debidas a un esfuerzo físico o a la práctica deportiva.

Cómo aliviar el dolor de espalda

Para saber cómo calmar el dolor de espalda podemos seguir unas pautas de carácter práctico muy útiles que minimizarán las molestias. Con ellas podremos reducir el dolor de espalda e incluso hacerlo desaparecer según el caso y la causa del dolor.

Estas son algunas de las recomendaciones:

Aplicar calor en la zona

El calor como uso terapéutico es una de las técnicas más recomendadas y utilizadas para aliviar el dolor de espalda. En este caso mejor si se trata de calor húmedo, por lo que podemos utilizar un paño de lana caliente, y bien escurrido, dejándolo actuar en la zona durante varios minutos, o utilizar una bolsa de agua caliente.

dolor-espalda-calor

La termoterapia, al dilatar los vasos sanguíneos, hace que la circulación de la sangre se active, reduciendo las inflamaciones y recuperando la movilidad muscular.

Masaje

Realizar un suave masaje sobre el foco del dolor con aceites terapéuticos que ayuden a reducir las molestias musculares, como el Aceite de Hierbas VITAL-NATUR, un remedio natural y muy efectivo para liberar las tensiones y relajar los músculos.

dolor-espalda-masaje

El Aceite terapéutico Vital-natur está formulado con ingredientes vegetales que poseen propiedades calmantes, analgésicas, anti-inflamatorias y des-contracturantes, además de aportar un aroma muy relajante.

Descanso por la noche

La relajación corporal y mental es fundamental para conseguir un descanso óptimo y recargar energías, además de evitar así las tensiones en la zona del cuello y la espalda al despertar.

dolor-espalda-dormir-bien

En el dolor de espalda también influye cómo dormir, por eso es tan importante descansar en una cama adecuada con un buen colchón que se adapte a nuestro cuerpo y una almohada con la dureza justa que se adecue a nuestra postura al dormir para que la cabeza se mantenga alineada con la espalda.

Realizar estiramientos

Hay ejercicios, como los estiramientos, que pueden ser muy efectivos para aliviar el dolor de espalda y se pueden realizar en casa de manera sencilla. Una buena idea es fijarnos una rutina diaria con la que además reforzaremos la espalda para evitar posibles lesiones en el futuro.

dolor-espalda-estiramientos

En Youtube es muy fácil encontrar decenas de vídeos publicados por fisioterapeutas y monitores cualificados donde nos explican cómo adoptar estas posturas de forma correcta. Podemos escoger los que más nos gusten y realizar entre 4-5 ejercicios diferentes cada mañana al levantarnos y también antes de acostarnos para relajarnos después de todo el día.

Postura correcta

Para prevenir los dolores de espalda, debemos evitar ciertas posturas que pueden tensar los músculos, así como mantener la misma posición durante mucho tiempo.

En su lugar, lo aconsejable es adoptar posturas correctas, como sentarse siempre en posición vertical, alineando toda la columna y el cuello para que estén rectos y utilizar una silla que recoja toda la espalda.

Obviamente no es adecuado sentarse solo sobre la parte delantera de la silla, sino mantener la espalda pegada al respaldo, apoyando los pies en el suelo de forma natural.

dolor-espalda-postura-correcta

Igualmente, aunque mantengamos una postura correcta en todo momento, es conveniente levantarse cada cierto tiempo para relajar los músculos de todo el cuerpo, pudiendo hacer algunos ejercicios para aligerar la espalda si es necesario.

Anti-inflamatorios naturales para el dolor de espalda

Medicarse no es siempre la mejor alternativa para eliminar el dolor de espalda, pues la toma de fármacos asiduamente puede ocasionar algunos efectos secundarios e interaccionar con otros medicamentos que ya tomamos.

Por eso, el mejor tratamiento para el dolor de espalda es el que ofrecen los productos naturales. Ayudan a nuestra recuperación de manera eficaz y son seguros para todas las personas.

Uno de ellos es SinDolor Gel, un gel con aloe vera y árnica especialmente indicado para aliviar de manera natural todo tipo de dolores musculares y articulares, como el dolor de espalda, ofreciendo una acción inmediata.

Para realizar un masaje sobre la zona inflamada, una buena opción es el aceite de masaje Vital Natur, que combina hierbas medicinales como el eucalipto, el romero, la lavanda o el linalol, entre otros muchos, y actúa desde la primera aplicación activando la circulación sanguínea y calmando el dolor.

Si después de poner en práctica todas estas recomendaciones el dolor de espalda persiste, lo mejor es acudir al médico para que nos realice las pruebas oportunas y obtener un diagnóstico exacto.


No se encontraron resultados.

Deja un Comentario

Tu email no será publicado

1
×
Hola,
¿en que podemos ayudarte?